martes, 9 de agosto de 2011

La maldita e incesante ilusión.
No quiero hablar de mi corazón.
Esta noche sin sabor, reposo en el balcón.
La taciturna mirada al espacio exterior.
Estallan miles de palabras en mi interior.
¿Que serán de ellas?
¡O palabras maltrechas!
Esta noche de verano, reposo en vano.
El viento hermano desesperado, trata de darme la mano.
En ráfagas incesantes que no duelen, golpea mi rostro.
Mi mente embelesada en palabras.
Se desliza suavemente en las más dulces palabras entonadas.
¿Qué serán de ellas?
¡O palabras maltrechas!
Escapo de los versos, para regresar de nuevo.
La maldita e incesante ilusión.
Emesis de palabras melancólicas.
Estrella azul que me ayudas a escapar.
Deja que cuando muera repose a tu lado.
No es necesario que yo tenga tu luz.
Déjame impávido y tranquilo a tu lado.
Para de una vez por toda dejar de ser humano.

2 comentarios:

  1. Me gusta...hasta donde se supone qe debemos escapar de nuestros sentimientos?..saludos

    ResponderEliminar
  2. es un pregunta con una constante respuesta :)

    ResponderEliminar